Comparte esta noticia:

A partir del próximo 1 de agosto comenzará a ponerse en práctica dicho acuerdo. La Dirección General de Tráfico (DGT) ejecutará las multas por exceso de velocidad que cometan los conductores franceses en España. Francia actuará de la misma forma con los infractores españoles. ¿El objetivo? Reducir la impunidad de quienes transitan por las carreteras en vehículos con matrícula de otro país.

 

Los conductores españoles que transiten este verano por las carreteras de Francia han de tener en cuenta que, además de cumplir todas las normas de circulación, deberán prestar especial atención a los excesos de velocidad. Desde el próximo día 1 de agosto, los radares de las autoridades francesas de tráfico captarán los excesos de velocidad cometidos con vehículos con matrícula de otro país, y posteriormente remitirán la denuncia al infractor residente en España.

De igual manera, en España, la Dirección General de Tráfico procederá a denunciar los excesos de velocidad cometidos por los conductores con matrícula francesa desde esa fecha.

Estas medidas se adoptan con el fin de reducir la actual impunidad de quienes transitan por las carreteras en vehículos con matrícula de otro país y cometen una infracción. Muchas de ellas corresponden a excesos de velocidad detectados por los radares. Por este motivo, la UE viene trabajando sobre esta materia, labor que ha concluido con la aprobación de la Directiva 2011782/UE, que permite que los estados miembros de la Unión Europea puedan consultar los Registros de Vehículos de los otros Estados, pudiendo incoar el correspondiente procedimiento sancionador.

Y es que, tal y como indican desde la DGT, la desaparición de las fronteras dentro de la Unión Europea favorece el libre tránsito de los ciudadanos, pero es necesario compaginar esta movilidad con el respeto de las normas de tráfico en beneficio de la seguridad vial.  

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.