Comparte esta noticia:

Los radares de las carreteras tienen un margen de error en la detección de velocidad, pero ¿sabes cuál es? Te explicamos cómo funciona y de dónde viene la actual polémica. 

Cómo funciona el margen de error

Los radares de carretera detectan miles de infracciones de tráfico a la semana en forma de excesos de velocidad. Según la asociación Automovilistas Europeos Asociados, cada minuto seis conductores son sancionados por exceso de velocidad. En algunos casos, advertirmos la presencia de los radares y en otros no. Cuando llega la notificación de sanción hay veces en que el conductor o conductora puede recordar si infringía las normas de circulación, pero ¿sabría decir a qué velocidad circulaba?

La semana pasada la DGT y la Guardia Civil revelaban vía Twitter cómo funcionan realmente los radares de velocidad y cuál es su margen de error. En lineas generales:

  • Hasta 100 km/h: habría que sumar 7 km a la velocidad límite y tener en cuenta que el radar saltaría al superar ese margen. Es decir, -hablando en km/h- cuando el límite es 50 saltaría a 58, cuando es 90 saltaría a 98, etc.
  • A partir de 100 km/h: habría que sumar el 7% de la velocidad, por lo que el margen se amplía en este caso en proporción a la velocidad. Por ejemplo, si el límite es 110 km/h el radar saltaría a 118 km/h y si el límite es 120 km/h saltaría a 129 km/h, etc.

Sólo cuando se superan estas velocidades el detector se activa para sancionar al conductor o conductora.

Polémicas sanciones

Estos últimos días muchas personas, relacionadas o no con la seguridad vial, han rescatado el debate sobre los márgenes de error de los detectores. La polémica surge del hecho de que en la sanción se consigna la velocidad detectada sin descontar los márgenes de error. Aunque en la mayoría de los casos descontarlo no implicaría una ausencia de infracción, el tipo de sanción sí podría variar:

Imaginemos un conductor que excede una limitación de 50 km/h. Se le detecta circulando, según un radar móvil, a 71 km/h, se le denuncia y se le impone una sanción de 300 euros y una detracción de 2 puntos en el permiso de conducción. Ahora, descontamos el margen de error. La velocidad de sanción, una vez descontado el margen, sería de 64 km/h. La multa correspondiente sería de 100 euros, sin detracción de puntos. Ese es el problema. (Fuente: Motorpasión)

Además, la DGT aplica márgenes de error recomendados por la Norma UNE 26444, que lleva obsoleta más de seis años. Es por esto que una sentencia judicial ha anulado la sanción que un conductor recurrió:

El juez anuló la sanción de 300 euros y la detracción de 2 puntos impuesta por Trafico a un automovilista que circulaba supuestamente a 153 km/h donde el límite era de 120 km/h. (Fuente: El Confidencial)

Como último apunte, recordar que las vías dentro de poblado no son competencia de la DGT y que es posible que los ayuntamientos apliquen otros márgenes diferentes.

Desde Actualidad Vial recordamos que, con sanción o sin sanción, lo importante es adecuar la velocidad a los límites establecidos, al estado de la vía y a nuestras propias condiciones.

 

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.