Comparte esta noticia:

La ansiedad y la rabia al volante ha sido algo que ha existido durante muchos años, sigue existiendo en la actualidad, y posiblemente siga en el futuro. Ocurre cuando nos montamos en el coche donde nos transformamos completamente y donde el estrés, la impaciencia, los nervios y los ataques de ansiedad nos juegan una mala pasada. Todo el mundo se irrita de vez en cuando al volante, pero permitiendo que tu temperamento se haga con el control de la situación es poco recomendable y peligroso. A continuación se dan algunos consejos para prevenir esa ansiedad al conducir que nos lleva a perder los nervios.

1 – Procura descansar adecuadamente. El cansancio físico contribuye a la fatiga mental y puede disparar las malas reacciones al volante, o en cualquier situación de estrés. Dentro de lo posible, intenta no conducir cuando estés muy cansado para hacerlo de forma segura. Es algo complicado hacer esto, pero conveniente.

2 – Mantén la calma cuando hables con los pasajeros. Cuando vayas conduciendo,  no te metas demasiado en conversaciones con fuertes cargas emocionales o polémicas con los pasajeros del coche. El vehículo no es un buen sitio para tener discusiones comprometedoras o de carácter fuerte.

3 – Deja los problemas fuera. Si has tenido una situación tensa en el trabajo o en casa, trata de calmarte antes de ponerte detrás del volante. Una conducción agresiva eleva las posibilidades de tener un incidente, desquiciar a otros conductores, y pasar un mal rato mientras conducimos. Muchos problemas de discusiones o incluso peleas mientras circulamos, vienen de una predisposición anterior.

4 – Espera lo inesperado. Adoptando una conducción siempre alerta y prestando atención reducirá esas “sorpresas” provocadas por otros conductores que nos suelen irritar. No todo el mundo conduce igual, y hay gente que lo hace mejor y otros peor. Hay que ser paciente, aunque algunas veces sea difícil.

5 – Guarda las distancias. Si notas que un conductor cercano a ti es irresponsable, dale algo más de espacio del que estás habituado – no quieres poner en peligro a tus pasajeros o a ti mismo poniéndote cerca de un conductor poco fiable. Si notas que dicho conductor tiene una conducción errática por una posible intoxicación etílica, coge el número de la matrícula e informa a la policía.

6 – Elige bien lo que escuchas en el coche. No es lo mismo escuchar un tipo de música o un programa de radio, en un bar, en tu casa, en la oficina, a hacerlo en tu vehículo. Pon algo que sepas que no suele alterarte.

7 – Recuérdate de vez en cuando lo letal que la carretera puede ser si no tenemos cuidado. No es extraño que muchas tragedias ocurran por motivo de conductores con una actitud rabiosa y hostil. Cuando vayas conduciendo, y tengas tentaciones de hacer una conducción agresiva, recuérdate lo que está en juego.

8 – Sal de casa con tiempo de sobra. Ir justo de tiempo te puede estresar incluso antes de salir de la puerta de tu casa. Intenta permitirte tiempo suficiente para llegar a tu destino.

9 – Tómate descansos regulares. Cuando conduzcas en distancias largas, asegúrate de hacer paradas cada cierto tiempo para estirar las piernas y comer o tomar algo. Incluso una parada rápida puede marcar una gran diferencia en nuestro humor y estado de ánimo.

10 – Cuando notes que vas a tener un ataque de ansiedad o te ves en una situación donde vas a perder la serenidad, respira profundamente y reflexiona unos segundos. Piensa  en algo agradable que te haya ocurrido hace poco o en algo que tienes planeado.

11- Cuida tus maneras. Todo el mundo se equivoca, por lo que hay que ser comprensivo cuando otro conductor cometa un error cerca de ti. Si alguien frena en seco delante de ti, conduce demasiado despacio, gira sin poner el intermitente, u otros típicos fallos en carretera, recuerda que en algún momento la mayoría de nosotros ha cometido un error de ese tipo. Probablemente tú también lo hayas cometido. Gritar, jurar, amenazar con el puño o hacer gestos insultantes, solo empeorara las cosas.

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.