Comparte esta noticia:

El director del Servicio Catalán de Tráfico (SCT), Joan Josep Isern, ha planteado la posibilidad de retirar temporalmente el permiso de conducir a aquellas personas que sean adictas al alcohol y las drogas o que se estén sometiendo a un tratamiento con psicofármacos con efectos en las capacidades para la conducción.

Desde el SCT se ha pedido la colaboración interdepartamental de la Consejería de Salud para que les hagan llegar la información sobre los pacientes que no puedan conducir por seguir un tratamiento específico, por sus patologías o adicciones. Como información, solo necesitarían el periodo en el que la persona en cuestión no va a estar condiciones de seguir poniéndose al volante por estos motivos. Sin embargo, desde la consejería de Salud recuerdan que cualquier medida que se lleve a cabo de estas características debe respetar la confidencialidad de los datos del paciente.

Además, el director del SCT ha pedido la implicación de la Fiscalía y la judicatura porque los conductores que circulan con exceso de alcohol o drogas son ‘asesinos en potencia’, ha indicado.

Según la memoria del Instituto Nacional de Toxicología, más del 47% de fallecidos en accidentes de tráfico dio positivo en alcohol, psicofámarcos o drogas.

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.