Comparte esta noticia:

Nada menos que 8.600 personas que viajaban en vehículos ligeros en la Unión Europea sobrevivieron al accidente por llevar puesto el cinturón de seguridad y otros 900 podrían haber sobrevivido si el 99% de los ocupantes lo hubieran llevado puesto. Así lo indica el European Transport Safety Council en el Ranking EU Progress on car occupant safety, en 2012. Con todo ello, la Dirección General de Tráfico (DGT) pone en marcha una campaña especial de vigilancia y concienciación del uso del cinturón de seguridad y de los sistemas de retención infantil.

El cinturón de seguridad es el elemento de seguridad pasiva más eficaz de los vehículos y su uso reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente. En España, el uso del cinturón de seguridad en los vehículos ligeros está en torno al 90% entre los ocupantes de los asientos delanteros y al 80% en el caso de los ocupantes de los asientos traseros, diferencia porcentual que supone que para el total de los ocupantes, el porcentaje de uso se convierte en un 88,3%, es decir que 12 de cada 100 personas que viajan en vehículo ligero todavía  no usa el cinturón de seguridad.

Para intentar llegar a ese pequeño porcentaje de personas que todavía no utiliza este dispositivo, la Dirección General de Tráfico pone en marcha desde hoy y hasta el domingo  15 de  marzo una campaña de concienciación y vigilancia del uso del cinturón de seguridad y de los sistemas de retención infantil.

Los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil junto con las distintas policías autonómicas y locales que se suman a la campaña, intensificarán los controles tanto en las vías urbanas como en las interurbanas para comprobar que todos los ocupantes de los vehículos hacen un uso correcto de dicho dispositivo.

En 2013 (último año del que se dispone de datos consolidados) en vías interurbanas 150 de los 692 fallecidos usuarios de turismo y furgoneta  (22%) no utilizaban cinturón de seguridad en el momento del accidente. En las vías urbanas 21 de los 75 fallecidos tampoco lo llevaban.

CINTURÓN DE SEGURIDAD, LAS PROBABILIDADES DE SOBREVIVIR AUMENTAN

Llevar puesto el cinturón de seguridad es simplemente elegir no morir innecesariamente en la carretera.  Y es que complementa la eficacia del airbag, ya que este dispositivo por sí solo no es eficaz y ha sido pensado para funcionar de forma complementaria.

El cinturón reduce hasta un 50% determinadas lesiones tanto del conductor como del pasajero en caso de accidente. No hay que olvidar que a 80 km/h un choque frontal sin llevar puesto el cinturón de seguridad, suele llevar aparejado resultado de muerte o lesiones graves.

Así, en un impacto frontal, la probabilidad de que un ocupante de los asientos de atrás golpee mortalmente a otro pasajero de los asientos de delante puede ser de hasta 8 veces mayor. Además, reduce hasta cinco veces la posibilidad de resultar herido grave o muerto en accidente en casco urbano si se lleva puesto.

No llevarlo supone una infracción grave que tiene aparejada una sanción económica de 200 euros y la retirada de 3 puntos del permiso de conducir.

MENORES: LA RESPONSABILIDAD DEL ADULTO

En 2013, 4 de los 20 niños menores de 12 años fallecidos  que viajaban en turismo o furgoneta no llevaban ningún dispositivo de seguridad en el momento del accidente, ni 14 de los 88 heridos graves, ni 197 de los 2.741 heridos leves.

La reforma de la Ley de Seguridad Vial aprobada el pasado mes de marzo en el Congreso de los Diputados establece que se pueda prohibir la ocupación de los asientos delanteros o traseros del vehículo a los menores en función de su edad o talla, así como la posibilidad que tienen los agentes de inmovilizar el vehículo si no se dispone del dispositivo de retención infantil.

Mientras se concretan estos cambios en el Reglamento General de Circulación que será la norma donde se regulen las condiciones, excepciones y usos de estos dispositivos, la DGT recuerda a los adultos que no se puede llevar nunca al niño en brazos, ni suelto. Siempre debe de ir con su SRI correspondiente. No compartir el cinturón del adulto con el menor porque sería aplastado.

La velocidad máxima a la que un adulto es capaz de impedir que un niño salga lanzado hacia delante en caso de impacto es solo de 5 km/h.

Tráfico recuerda que el niño debe ocupar los asientos traseros del coche. Si excepcionalmente utiliza el asiento de copiloto, debe desconectar siempre el airbag. Los arneses o el cinturón no deben de ir retorcidos, ni holgados ni doblados. El Sistema de retención infantil debe ir perfectamente instalado, no debe moverse y la mejor opción es el anclaje mediante el sistema Isofix, del que ya disponen muchos vehículos.

¿CÓMO LLEVAR A UN MENOR EN EL COCHE?

El actual Reglamento General de Circulación lo recoge en su artículo 117. En todo caso, el conductor es el único responsable.

Si el niño es menor de 12 años, queda prohibido que sea transportado en los asientos delanteros, salvo que utilicen dispositivos homologados al efecto. En los asientos traseros, los menores de 12 años cuya estatura máxima no alcance los 1,35 cm, deberán utilizar obligatoriamente un dispositivo de retención adaptado a su talla y peso.

Si el pequeño es menor de 12 años de estatura igual o superior a 1,35 cm, excepcionalmente podrá utilizar el cinturón de seguridad para adultos en los asientos delanteros. En los asientos traseros podrán utilizar indistintamente un dispositivo de retención homologado adaptado a su talla y peso o el cinturón de seguridad para adultos.

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.