Comparte esta noticia:

La ciudad de Barcelona trabaja para ser una Smart City. En 2017 se ponen en marcha las superislas para reducir el tráfico, la contaminación, y potenciar la vida comunitaria del vecindario.

Menos que un barrio, más que una manzana

Más vida, menos coches. Cambiar el gris por el verde, el tránsito acelerado por la permanencia. Priorizar al peatón por encima del transporte privado. En definitiva, convertir a los vecinos y vecinas de la metrópolis en protagonistas de la actividad que en sus barrios acontece, y hacerlo de un modo sostenible y ecológico.

¿Qué son las superislas o ‘superilles’? Se trata de una unidad territorial más pequeña que un barrio pero mayor que una isla o manzana de casas, con calles pacificadas donde se están haciendo actuaciones urbanísticas y medioambientales. Son vecindarios compactos y eficientes, que revierten positivamente en la vida de los barceloneses y las barcelonesas, y que son autosuficientes desde un punto de vista energético. El objetivo es mejorar la calidad y condiciones de vida de las personas que viven en ellas, con una gestión racional de los recursos naturales y del espacio público a través de una participación activa de todos los agentes, y combatiendo la desigualdad y la exclusión social.

zona peatonal Barcelona

Las cinco superislas se han dibujado en Les Corts, en Hostafrancs, en L’Eixample, en torno a Glòries y en el Poblenou. En su diseño han trabajado conjuntamente colectivos de vecinos y Ayuntamiento de Barcelona.

Ayer, lunes 5 de septiembre, se puso en marcha la superisla experimental de Poblenou.

El objetivo de las superislas es facilitar una movilidad más sostenible integrando la red de autobuses y la red de Bicing para fomentar los desplazamientos a pie y en bicicleta. Para ello se cerrarán al tráfico algunas calles, de cara a cumplir con el compromiso de reducir el tráfico de vehículos en un 40%.  De este modo se consigue un área con menor nivel de ruido y de emisiones.  El plan incluye estrategias para ‘pacificar’ las calles a través de la mejora de zonas verdes, la creación de microhábitats acogedores para los pájaros y de nuevos espacios comunitarios.

Horizonte: SmartCity

El proceso de sostenibilidad en el que se haya inmersa la ciudad de Barcelona se enmarca dentro del Proyecto Grow Smarter. ¿Qué soluciones se proponen?

  • Distritos con bajo gasto energético
  • Infraestructuras integradas
  • Movilidad urbana sostenible

Parque en Barcelona

Proyectos innovadores

Dentro de los proyectos que engloba BCN Smart City destacan algunos como:

  • Telegestión del riego (dentro de la estrategia Smart Water): busca optimizar los recursos hídricos y su rendimiento. Las personas que trabajan en Parques y Jardines “supervisan diariamente el estado de la vegetación de los espacios verdes con la ayuda de una tableta” detectando así posibles incidencias, nuevas necesidades y teniendo capacidad para proponer ajustes.
  • Plan BUITS: un proyecto para dar uso a los cientos de espacios vacíos que se encuentran en la capital catalana. El Ayuntamiento cede los espacios, mediante concurso público y por un máximo de tres años, a entidades y asociaciones para que realicen actividades temporales con el fin de dinamizar, favorecer el uso comunitarios y evitar el deterioro de los mismos.
  • Caminos escolares: se trata de rutas de ida y vuelta al colegio, marcados con una onda verde “Camí escolar, espai amic”. “Están dirigidos a los niños escolarizados y también a sus familias, a las escuelas (en su implantación en los programas curriculares y la representación dentro del AMPA), al barrio (tenderos, vecinos, entidades y asociaciones) y a otros agentes municipales (policía municipal, etc.), ya que los implica a todos ellos en la responsabilidad como agentes educativos.”
Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.