Comparte esta noticia:

En muchas ocasiones, especialmente en verano, leemos noticias sobre niños encerrados en vehículos que sufren asfixia por las altas temperaturas alcanzadas. Y es que permanecer dentro de un vehículo parado y sin aire acondicionado puede resultar peligroso, ya que el interior podría alcanzar los 55º C con una irradiación directa cuando la temperatura exterior es de 35º C.

El RACC, junto con el automóvil club suizo (TCS), ha realizado un estudio con dos vehículos iguales salvo por el color de la carrocería y la tapicería de los asientos. La selección de los colores (negro y blanco) se hizo teniendo en cuenta la marcada diferencia existente en la absorción del calor que ofrece cada uno de los colores.

Después de haber expuesto ambos vehículos a la radiación solar durante 60 minutos, se ha podido medir una diferencia de casi 20º C entre ambos coches (80º C coche de color negro y 63º C el coche de color blanco). El incremento de temperatura sobre la superficie de los vehículos se produce de forma progresiva, teniendo su máximo incremento en los primeros 20 minutos de exposición.

En los primeros 10 minutos de exposición a la radiación solar, el coche negro alcanza una temperatura de aproximadamente 60º C, tardando otros 50 minutos en llegar su máximo (80º C). Para el caso del coche blanco, al cabo de 10 minutos, la temperatura es de 50º C, necesitando el resto del tiempo de exposición para alcanzar su temperatura máxima de 63º C.

Y es que tocar brevemente la superficie de un coche expuesto al sol únicamente durante 10 minutos puede provocar quemaduras en la piel.

Temperatura interior

Una exposición continua a temperaturas elevadas puede hacer que la habilidad del cuerpo de compensar la temperatura corporal se vea afectada, produciendo mareos y en determinadas ocasiones requiera de asistencia hospitalaria de emergencia.

De hecho, permanecer dentro de un vehículo resulta peligroso a partir de una temperatura interior de 40º C, la cual se alcanza al cabo de 42 minutos (cuando la temperatura exterior es de 25º C constantes).

En el caso de una temperatura exterior de 35º C, se podrían alcanzar los 55º C en el interior del vehículo al cabo de 60 minutos.

Pasados los mismos 42 minutos, se ha podido medir una temperatura de 72,8º C sobre la superficie del salpicadero. El efecto de una temperatura de esta magnitud al contacto con la piel del ser humano, puede conllevar daños en la piel en tan solo unos segundos.

RECOMENDACIONES

-Los responsables del estudio aconsejar estar el menor tiempo posible dentro de un vehículo parado que esté expuesto directamente al sol.

-Los niños son particularmente vulnerables en situaciones extremas de temperatura: debido a su menor desarrollo del aparato respiratorio, son más vulnerables a los golpes de calor. Bajo ningún concepto deje encerrado a su hijo dentro del vehículo: la temperatura puede incrementarse en 10 grados en cuestión de pocos minutos.

-Las mascotas también son muy vulnerables a las temperaturas extremas en el interior de un vehículo, pues a diferencia de las personas no disponen del mecanismo de sudoración para refrigerar su cuerpo.

-Un parasol colocado de forma correcta en el parabrisas del vehículo puede reducir de forma significativa la temperatura del salpicadero. De la misma forma, el parasol ayuda a que la temperatura interior del vehículo sea, como mínimo, 11º C menor que si no la usamos.

-Protéjase de las quemaduras en la piel. Los daños en la piel pueden ocurrir a partir de una temperatura de 45º C. Los elementos internos de un vehículo como son el salpicadero, los asientos, el volante o el cambio de marchas pueden alcanzar temperaturas cercanas a los 80º C si no están protegidos con parasol.

-Dejar las ventanas un poco abiertas en un vehículo estacionado bajo la exposición solar, no es suficiente para mantener el interior del vehículo fresco, pues solo genera una diferencia de temperatura de 2º C respecto a dejar las ventanillas cerradas.

-Preste atención al color del vehículo antes de comprarlo. La pintura negra absorbe calor hasta alcanzar 20º C más que la pintura blanca.

-Tome su tiempo antes de empezar su viaje. Abra todas las puertas del vehículo y permita que entre aire fresco durante unos minutos antes de entrar. Esto ayudará a evitar las altas temperaturas durante el viaje.

-Antes de hacer uso del aire acondicionado, se recomienda sacar el aire caliente de los conductos de refrigeración del vehículo usando el ventilador del coche durante un minuto. Haciendo esto, permitirá un mejor funcionamiento del aire acondicionado, a la vez que alarga la vida útil del mismo.

-Cuidado con el uso del aire acondicionado. La diferencia de temperatura entre un vehículo climatizado y el exterior no debería de suponer un salto importante de temperatura. Diferencias significativas de temperatura pueden ocasionar resfriados, así como malestar general en el cuerpo.

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.