Comparte esta noticia:

Aunque se reduce la velocidad en buena parte de las carreteras, la reforma del Reglamento General de Circulación incluye una medida que, en opinión de la Asociación Estatal de Víctimas de Accidentes DIA, va a perjudicar de una manera muy destacada la seguridad vial en España: la posibilidad de incrementar a 130 kilómetros por hora la velocidad en aquellas autovías o autopistas de manera esporádica y siempre que se cumplan una serie de condiciones climatológicas y de seguridad. ‘Apoyamos así la postura del Consejo de Estado, que ha pedido al Gobierno que se replantee el nuevo reglamento. A esto hay que añadir el incremento de víctimas mortales que venimos registrando desde principios de año’, indican en nota de prensa.

En 2014 han fallecido en España 1.131 personas en accidente de tráfico en vías interurbanas, sólo 3 menos que en 2013 (información a 24 horas y a falta de conocer las víctimas en ciudad). Si esto fuera poco, hay que añadir que desde que hemos comenzado el año 2015 las víctimas mortales en las carreteras españolas no dejan de aumentar. Así, según datos publicados por la propia Dirección General de Tráfico (DGT) en su web,  a 18 de enero, hay 56 fallecidos en accidentes de tráfico en vías interurbanas a 24 horas, 27 más que en la misma fecha de 2014 (29 fallecidos).

Desde la Asociación Estatal de Víctimas de Accidentes DIA creen que no es el momento. De hecho, consideran que nos encontramos ‘en el peor momento posible para llevar a cabo esta medida y que realmente no responde a  un objetivo claro ni a una necesidad. ¿Qué se quiere conseguir aumentando la velocidad de 120 km/h a 130 km/h?’, preguntan. ‘No se obtiene nada y se puede perder mucho, vidas. Las posibilidades de sufrir un accidente aumentan a mayor velocidad, así como sus consecuencias, que a esa velocidad son fatales’, señala Francisco Canes, presidente de DIA, quien considera que ‘es una ocurrencia desafortunada más del ministro del Interior’.

‘Se ha demostrado que Interior no está actuando correctamente para frenar la siniestralidad vial en nuestras carreteras’, señala Canes. Así, indican que en lugar de incrementar las campañas de concienciación y la presencia de los agentes en las carreteras, se apuesta por aumentar la velocidad en aquellas vías supuestamente seguras. ‘Cierto que tenemos muy buenas carreteras pero también es verdad que tenemos otras que necesitan una inversión urgente: señales poco visibles o estropeadas, baches, grietas… Necesitamos esfuerzo, dedicación e inversión para frenar la siniestralidad, no aumentar la velocidad en determinadas vías. No podremos evitar que el conductor se acostumbre a ese incremento de velocidad y que de manera automática aumente su velocidad en el resto de carreteras. En lugar de a 130 km/h, muchos irán a 140 y 150 km/h. Pedimos la retirada de esta medida antes de que sea demasiado tarde’, concluye el presidente de DIA.

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.