Comparte esta noticia:

Tussam, la compañía de transporte público que opera en Sevilla, ha decidido promocionar el uso del transporte público con la imagen de varios artistas de flamenco. Entre ellos se encuentra la del bailaor Farruquito, quien fue condenado a dos años de cárcel por homicidio imprudente y un delito contra la seguridad del tráfico, así como a un año más por omisión del deber de socorro por el atropello mortal de un peatón. Francisco Canes, presidente de la Asociación Estatal de Víctimas de Accidentes DIA, ha calificado su aparición en esta campaña de ‘poco ética’ debido a sus antecedentes.

Bajo el eslogan “Con Tussam todos los caminos llevan a la Bienal”, la empresa aboga por el uso del transporte público, en especial, durante la celebración de la XVIII edición de la Bienal de Flamenco. Entre los artistas que figuran en la campaña el que ha causado más polémica ha sido, sin duda, la aparición de Farruquito.

Desde la asociación de víctimas de accidentes consideran que ‘no hay justificación alguna’ y que ‘la compañía de transportes está ofreciendo una mala imagen al apostar por una figura como Farruquito, quien ha sido condenado por matar a una persona con su vehículo’, señalan. Igualmente, Francisco Canes, presidente de DIA, opina que ‘si lo que se busca con esta decisión es conseguir mayor publicidad por lo que ocurrió, también habría que tener en cuenta que esto remueve a muchas personas, sobre todo a la familia de la persona que falleció’.

El presidente de Asociación DIA ha insistido en los antecedentes del artista. ‘Cumplió su condena pero no es lo mismo hacer un anuncio de flamenco o de cualquier otra cosa que protagonizar uno relacionado con la movilidad’, ha destacado.

El bailaor fue condenado a dos años de cárcel por homicidio imprudente y por un delito contra la seguridad del tráfico. A estos dos años se le sumó un año más por omisión del deber de socorro por el atropello mortal del peatón Benjamín Olalla el 30 de septiembre de 2003. Farruquito circulaba por una calle de Sevilla a mayor velocidad de la permitida y sin tener ni carné de conducir ni seguro del coche.

 

 

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.