Antonio J. Gomis Devesa, Gerente de aS3s: “Síndrome de apnea del sueño: enfermedad letal al volante”

Comparte esta noticia:

Muchos desconocen que la tienen. La enfermedad consiste en la oclusión parcial o total de la vía aérea superior manifestada característicamente por la emisión de ronquidos, asociado a pausas de respiración que produce disminución de la cantidad de oxígeno que movilizamos en nuestro cuerpo y es fundamental para mantener la vida. Y esto ocurre todas las noches de toda nuestra vida.Lo curioso de esto es que no nos damos cuenta porque estamos durmiendo, pero, ¿qué ocurriría si dejáramos de respirar 200 veces al día mientras estamos despiertos? Sin duda nos preocuparía y buscaríamos asistencia médica.

Según la Sociedad Española de Sueño se estima que solo un 15-20% de los afectados por este trastorno del sueño está diagnosticado como tal. Además se sabe que esta enfermedad es causante de aproximadamente el 20% de los accidentes de tráfico graves en nuestro país. Entre las causas que provocan esta falta de diagnóstico se encuentra el hecho de que en los exámenes médicos no suelen introducirse cuestiones relacionadas con el sueño para poder identificar si existe o no un problema. En nuestro país esta enfermedad es causa de exclusión de obtención y/o renovación del permiso de conducir y así queda reflejado en el Reglamento General de Conductores.

A pesar de que el cansancio y la excesiva somnolencia durante el día sean los síntomas más comunes, no son los únicos. Sin embargo, al ser semejantes a los de la depresión, el cansancio u otros trastornos, complica de nuevo su diagnóstico.

Las complicaciones más comunes según la Sociedad Española de Sueño son el empeoramiento de la memoria, la atención o el comportamiento, así como la aparición de cardiopatía isquémica, ictus, hipertensión y la aparición de algunos tipos de tumores. Sin duda estas consecuencias son devastadoras para la salud de la población general.

El “sueño al volante” o en general en cualquier trabajo que implique a terceras personas (cadenas de producción, subidas a alturas, mozos de almacén, carpintería…), implica a una gran población, no sólo a aquellos colectivos profesionales (taxistas, chóferes profesionales, conductores de autobús, pilotos de avión, conductores de trenes…), sino también a un gran número de personas que utilizan sus vehículos a diario como medio de transporte para ir y volver de su trabajo habitual, incidiendo de manera definitiva sobre la siniestralidad de lo que se conoce como accidentabilidad “in itinere”.

¿Cómo evitarla? Lo primero es diagnosticarla. Ronquidos, pausas de respiración durante la noche, excesiva somnolencia diurna, dolor de cabeza al despertar, sensación de levantarse y no haber descansado, son síntomas clave de la enfermedad. No arriesgue su vida al volante si aparecen estos síntomas. Un momento idóneo para comentarlo es a la hora de renovar su permiso de conducir. Coménteselo al médico que está evaluando sus aptitudes para conducir sin riesgo. “Sueño cero al volante”.

Antonio J. Gomis Devesa, Gerente de aS3s (www.as3s.com)

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.