Comparte esta noticia:

Conducir bajo los efectos del alcohol es ilegal en todos los países de la Unión Europea. Y es que el alcohol o las drogas son un factor que está presente en casi el 25% de los accidentes de tráfico que se producen en la Unión Europea, accidentes que suponen cada año la pérdida de alrededor de 9.000 vidas, según información de la Dirección General de Tráfico (DGT). Debemos tener en cuenta que el consumo de alcohol disminuye la capacidad de conducción afectando a la visión, al cálculo de distancias y a la capacidad de reacción.

¿CUÁLES SON LOS RIESGOS?

El alcohol es absorbido rápidamente en sangre y afecta al cuerpo de diferentes maneras:

-Reacciones y movimientos más lentos

-Dificultad en la concentración

-Problemas de coordinación

-Menor percepción del entorno

-Incremento de la somnolencia

-Mayor vulnerabilidad, por lo que en caso de accidente la gravedad de las heridas es mayor

Por tanto, aunque se crea que se está en pleno uso de facultades físicas y mentales, con la ingesta de alcohol se multiplica hasta 9 veces el riesgo de provocar un accidente de tráfico.

Ley de Seguridad Vial

En el artículo 65 de la Ley se tipifica como infracción muy grave la conducción de vehículos habiendo ingerido bebidas alcohólicas con tasas superiores a las permitidas y, en todo caso, la conducción bajo los efectos de estupefacientes, psicotrópicos y cualquier otra sustancia de efectos análogos.

También se tipifica como infracción muy grave incumplir la obligación, que todos los conductores tienen, de someterse a las pruebas de detección alcohólica y de drogas.

Para estas infracciones muy graves, la Ley prevé la sanción de multa de 500 €.

Tasas máximas del alcohol permitidas para conducir

La conductores en general tienen la tasa máxima de alcohol permitida fijada en 0´5 gr./l en sangre y 0´25 mg/l en aire espirado. En el caso de los conductores profesionales, la tasa es de 0´3 gr./l en sangre y 0´15 mg/l en aire espirado. Por último, los noveles tampoco podrán sobrepasar los 0´3 gr./l en sangre y los 0-15 en aire espirado.

En el Permiso por Puntos

El sistema de Permiso por Puntos fija para tasas de más de 0,50 mg/l de aire espirado para conductores en general o más de 0,30 mg/l para conductores profesionales y titulares de permisos de conducción con menos de dos años de antigüedad, la pérdida de 6 puntos.

Para tasas superiores a 0,25 hasta 0,50 (profesionales y titulares de permisos de conducción con menos de dos años de antigüedad más de 0,15 hasta 0,30 mg/l). Se restarán 4 puntos

En el Código Penal:

El capítulo IV tipifica los delitos contra la seguridad del tráfico, y establece las siguientes penas para conducir con exceso de alcohol:

Para tasas superiores a 0.60 mlgr/l en aire o 1,2 gr/l en sangre, la pena de prisión es de tres a seis meses o multa de seis a doce meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 30 a 90 días, y privación del derecho a conducir de uno hasta cuatro año. La negativa a someterse a las pruebas conlleva prisión de seis meses a un año y privación del derecho a conducir de uno a cuatro años. 

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.