Comparte esta noticia:

La Fundación VINCI Autoroutes acaba de presentar los resultados de la 4ª Edición del Barómetro Europeo de la Conducción Responsable, realizado a 12.429 conductores de 11 países de la Unión Europea. 

La 4ª Edición del Barómetro Europeo de la Conducción Responsable

La Fundación VINCI Autoroutes publica los resultados de la edición 2017 del Barómetro Europeo de la Conducción Responsable. Esta amplia encuesta, realizada por el Instituto Ipsos a 12.429 conductores europeos de 11 países de la Unión Europea, pasa revista a los hábitos de los europeos al volante. Permite identificar los comportamientos de riesgo y las buenas prácticas, contribuyendo así a una mejor orientación de las recomendaciones en materia de prevención en cada país.

Frente a la mortalidad vial, los españoles son cada vez más pesimistas

Según explica el informe de Fundación VINCI Autoroutes, la mortalidad vial en Europa sólo ha disminuido en un 19% en los últimos 6 años. Es por esto que, mientras la Comisión Europea se había fijado el resultado de disminuir en un 19% la mortalidad vial entre los años 2010 y 2020, la ciudadanía sigue percibiendo este objetivo con escepticismo. La mitad de los europeos (el 51%) considera que reducir significativamente el dato de siniestralidad vial en carretera será difícil. En España esta percepción es mayor: el 59% de los españoles ve difícil conseguir que se reduzca el número de personas fallecidas en accidentes de tráfico en los próximos años (9 puntos por encima de la media europea).

Los españoles no creen que las distracciones sean la principal causa de accidente

El 57% de los europeos considera que la principal causa de accidentes mortales en las carreteras es la falta de atención (una percepción que aumenta 5 puntos en relación al Barómetro anterior). España se desmarca de esta visión, y es el único país en que la percepción de este riesgo está en retroceso (ha disminuido 4 puntos desde 2016). En cambio, el 61% de los españoles creen que conducir bajo los efectos del alcohol y de las drogas es la principal causa de accidente mortal en las carreteras.

Muchos europeos siguen utilizando el teléfono móvil o configurando el GPS mientras conducen, pero los datos varían de un país a otro. Por lo que respecta a los españoles cuando conducen, según la 4ª Edición del Barómetro Europeo de la Conducción Responsable:

  • el 47% habla por teléfono utilizando el bluetooth (43% en Europa);
  • el 38% lo hace con los auriculares puestos (31% en Europa).
  • el 29% configura su GPS (39% en Europa);
  • el 19% habla por teléfono sin dispositivo de manos libres (32% en Europa);
  • el 18% escribe y/o lee sus mensajes de texto o correos electrónicos (24% en Europa);

En conclusión, España se sitúa por encima de la media europea en lo que a distracciones al volante se refiere.

“El peligro y la falta de civismo siempre son culpa de los demás”

  • El 80% de los europeos reconoce haber sentido miedo por el comportamiento agresivo de otro conductor, una cifra que se confirma también en España, donde el 85% de los automovilistas reconoce haber vivido este tipo de situaciones: un temor muy presente en Francia y Eslovaquia (86%) y un poco menos en los Países Bajos (65%).
  • Los europeos se muestran muy críticos con respecto a sus compatriotas, mientras que los españoles son más moderados. El 83% de los europeos (frente al 74% de los españoles) emplea por lo menos un adjetivo negativo para calificar la conducción de los demás: “irresponsables” es lo que opina el 45% de los europeos (frente al 40% de los españoles), “estresados” para el 36% de entre ellos (35% en España), “agresivos” para el 33% (31% en España), e incluso “peligrosos” para el 26% de los europeos (21% en España). Ahora bien, el 21% de los conductores españoles considera que sus homólogos son “tranquilos” y el 20% “atentos” (mientras que solo un 11 y un 15% de los europeos comparte la misma opinión).
  • Son en cambio más complacientes cuando se trata de evaluar su propia conducción (el 97% de los europeos y españoles se atribuye por lo menos un adjetivo positivo). Los europeos se consideran ante todo atentos (74% y 70% en España), tranquilos (54% y 65% en España) o bien corteses (27% frente al 16% de los españoles). Son muchos menos lo que se cuestionan a sí mismos (solo un 14%, y 11% de los españoles, usa un adjetivo negativo para describir su propia actitud). Un 10% se considera sin embargo estresado al volante (7% en España), e incluso agresivo (3% en España).
  • El 54% de los europeos, y 56% de los españoles, confiesa que ha llegado a insultar a otro automovilista. El 60% de los españoles (y 46% de los europeos) reconoce asimismo haber tocado el claxon de manera intempestiva frente a un conductor que les pone nerviosos, el 38% declara haber adelantado por la derecha en la autopista (31% en Europa) y un 29% admite haberse pegado de manera deliberada al vehículo de un conductor que les irritaba (31% en Europa). Por último, el 16% de los españoles (y un 15% de los europeos) afirma haber bajado de su vehículo para discutir con otro conductor, práctica todavía más generalizada en Polonia e Italia (respectivamente un 26% y 25%).

Seguimos sin cumplir las reglas básicas

  • Respeto de la velocidad máxima autorizada: El 84% de los conductores españoles (89% en Europa) admite rebasar en unos pocos kilómetros/hora el límite de velocidad, mientras que el 44% considera que la velocidad excesiva es una de las principales causas de mortalidad en la carretera y el 46% en autopistas.
  • Circulación por la autopista: El 58% (54% en Europa) conduce por el carril del medio aunque el de la derecha esté libre. Y un 9% circula por el arcén (frente a un 11% de los conductores a nivel europeo).
  • Uso del intermitente: el 56% (55% en Europa) olvida indicar a los demás que va a adelantar o cambiar de dirección.
  • Respeto de la distancia de seguridad: el 56% (63% en Europa) no mantiene suficiente distancia con el vehículo de delante.
  • Respeto de la velocidad en las zonas de obras: el 55% (53% en Europa) olvida reducir la velocidad cuando se acerca a una zona en obras a pesar del riesgo que ello supone para el personal que está trabajando.
  • Cinturón de seguridad: el 12% (frente al 21% en Europa) aún olvida abrocharse el cinturón cuando conduce.
  • Alcohol al volante: el 6% de los conductores españoles declara que se pone al volante a pesar de superar el límite de alcohol autorizado (11% en Europa). Los españoles afirman que dejan de conducir después de haber tomado un promedio de dos copas (lo que corresponde a la media europea).
  • Estupefacientes: el 2% de los españoles (y de los europeos) admite haber conducido después de haber fumando cannabis

Acerca de la Fundación VINCI Autoroutes para una conducción responsable

Creada en febrero de 2011, la Fundación VINCI Autoroutes para una conducción responsable es a la vez un laboratorio, un observatorio y una herramienta de información destinada a luchar contra la inseguridad vial. Su objetivo es contribuir a la mejora de los comportamientos en la carretera y ayudar a los conductores a ser los actores de su propia seguridad. Entre sus acciones podemos destacar: la realización de campañas de información para sensibilizar sobre los riesgos de la carretera, la financiación de investigaciones científicas innovadoras en determinados ámbitos de la conducción peligrosa todavía por explorar o mal identificados por los usuarios de la carretera y, por último, la financiación de iniciativas asociativas y ciudadanas en favor de una conducción responsable.

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.