Comparte esta noticia:

Poco a poco comenzamos a preparar nuestro equipaje para la operación retorno pero, ¿sabemos cómo colocarlo adecuadamente en nuestro vehículo? No debemos olvidar la importancia de llevar todos los elementos bien sujetos en el interior del coche. Igualmente hay que tener en cuenta que un vehículo cargado es menos ágil, ya que necesita más metros para frenar y tiene menos estabilidad. La carga perjudica el comportamiento dinámico del coche, reduce prestaciones, agilidad, alarga las distancias de frenado y empeora la estabilidad. Así lo indican desde Continental, quienes han dado a conocer una serie de consejos para transportar toda la carga de manera segura. Señalan que distribuir correctamente el equipaje en el vehículo aumenta la seguridad, la comodidad del conductor y los pasajeros, facilita la conducción e incluso reduce el consumo.

Entre las recomendaciones encontramos no sobrepasar la carga máxima autorizada del vehículo, un dato que figura en la ficha técnica del automóvil. No debemos olvidar que en ese peso se incluye el de los ocupantes.

Los objetos más pesados deben ir en la parte baja y más adelantada del maletero. Así sí no se eleva el centro de gravedad y tampoco aumentamos el peso por detrás del eje trasero del vehículo. En la parte superior se colocarán los más ligeros y los que se necesiten más a mano. Si la carga no cubre toda la superficie del maletero es conveniente sujetarla con una red de protección. Así se evita que se desplace durante el viaje pudiendo sorprender al conductor con sacudidas debido al peso. Además así también se protege la propia carga.

Es muy importante no colocar objetos en el interior del habitáculo, por comodidad y, sobre todo, por seguridad.  También se debe dejar libre de objetos la bandeja trasera ya que reducen la visibilidad y se convierten en proyectiles que multiplican su peso en función de la velocidad en caso de accidente o frenada de emergencia.

En coches de tres y cinco puertas, familiares y en todos aquellos que el maletero esté comunicado con el habitáculo, se aconseja no sobrepasar la línea de carga marcada por la bandeja trasera o cortinilla que cubre la carga. Sólo puede cargarse por encima de esta línea si colocamos una red o reja separadora para evitar que la carga invada el habitáculo en caso de accidente o frenada de emergencia.

Si necesitamos colocar carga en el techo del vehículo es obligatorio hacerlo sobre un portaequipajes homologado. Además, es recomendable utilizar un cofre de techo para aumentar la seguridad de la carga y reducir el consumo de combustible.

Para objetos muy largos hay que tener en cuenta ciertas normas: No pueden sobresalir por delante ni por los laterales del vehículo y por detrás sólo lo harán en un 10% si son objetos divisibles o un máximo de un 15% si son indivisibles. Si la carga sobresale por detrás, es necesario señalizarlo con una placa homologada V-20 de 50×50 cms.

Por último, desde Continental se recomienda revisar el estado y presión de los neumáticos, ya que en un viaje largo y con el coche cargado éstos se someten a un mayor esfuerzo. Por un lado, la temperatura ambiente y del asfalto es mayor en verano, a lo que se suma la propia temperatura generada por la rodadura durante largos periodos de tiempo y a alta velocidad. Además, el neumático debe soportar mayores fuerzas debido al mayor peso del vehículo. Es importante que los neumáticos se encuentren en buen estado (dibujo de la banda de rodadura, sin abultamientos, sin cortes o grietas, etc.) y aumentar la presión de inflado hasta la recomendada por el fabricante para circular en carga.

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.