Comparte esta noticia:

El Consejo Europeo de Seguridad en el Transporte ha expresado su preocupación por las muertes en carretera de los jóvenes europeos. Cada año fallecen más de 3.800 en accidentes.

El Consejo Europeo preocupado por la siniestralidad de los jóvenes

Según el último informe que analiza el Consejo Europeo de Seguridad en el Transporte, más de 3.800 jóvenes de entre 18 y 24 años mueren cada año en carreteras de la UE, la mayor causa de muerte para este grupo de edad. El informe, elaborado por el Consejo Europeo de Seguridad en el Transporte (ETSC) y del Consejo Consultivo Parlamentario para la Seguridad del Transporte (PACTS) del Reino Unido, los jóvenes siguen enfrentando una combinación única de factores que conduce a una mayor tasa de colisiones y muertes.

Los cambios biológicos y sociales entre las edades de 15-25 años afectan la percepción de riesgo de los jóvenes y conducen a un aumento en la actividad social y la presión asociada de sus compañeros, según el informe. La falta de experiencia también implica que los jóvenes son peores a la hora de anticipar y reaccionar a los peligros. También son menos conscientes cuál es la mejor manera de conducir y de cómo adaptar la conducción a las situaciones particulares de la carretera. El informe habla de que los jóvenes europeos son más vulnerables a las distracciones, al consumo de alcohol y drogas, a la fatiga y a la influencia de los pasajeros de mayor edad. Además, la distracción que suponen los dispositivos móviles en el automóvil es un problema añadido a este grupo social.

Por distintas circunstancias, los jóvenes tienden a conducir vehículos más pequeños y más viejos. Estos coches a menudo tienen una menor resistencia a los choques y carecen de las tecnologías de seguridad que figuran en los modelos más nuevos. El uso de cinturones de seguridad y ropa de protección también es deficiente entre los jóvenes.

En algunos países de la UE, hasta la mitad de los jóvenes fallecidos en accidentes de tráfico son motociclistas, pero hay una clara falta de medidas específicas y de investigación dirigida a este colectivo.

Medidas urgentes

El informe formula una serie de medidas urgentes, entre ellas:

  • Mejor aplicación de los límites de velocidad y de conducción bajo los efectos de alcohol y drogas. Mejorar el uso del cinturón de seguridad y del teléfono móvil;
  • Fomentar la conducción con acompañamiento para ayudar a los jóvenes a adquirir experiencia;
  • La adopción de sistemas de concesión de licencias que alienten a los jóvenes a ganar más experiencia, al tiempo que limitan ciertas actividades de alto riesgo, como conducir de noche y con pasajeros;
  • Bajar el límite de alcohol para los conductores jóvenes;
  • Un mejor enfoque en las iniciativas de seguridad para los jóvenes conductores
  • Animar y promover que los jóvenes puedan utilizar coches más seguros.

“Con miles de vidas de jóvenes siendo trágicamente cortadas cada año en Europa, necesitamos que los responsables políticos se comprometan urgentemente a introducir medidas inteligentes, rentables y probadas que puedan reducir estas cifras”  Antonio Avenoso, Director Ejecutivo del Consejo Europeo de Seguridad en el Transporte.

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.