Comparte esta noticia:

Un total de 2.328 conductores han sido denunciados por los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil por conducir  habiendo consumido alcohol o drogas en la última campaña de control y vigilancia de la Dirección General de Tráfico (DGT). De ellos, 570 por dar positivo a drogas y 1.758 por alcohol. En total se han realizado 154.474 pruebas.

Estos datos se enmarcan dentro de la campaña que la Dirección General de Tráfico puso en marcha entre el 14 y el 20 de diciembre y cuyo objetivo es  poner fuera de la red viaria a aquellos conductores que habían  bebido o consumido droga.

Durante una semana los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil han realizado 1.679 pruebas de detección de drogas a conductores que  presentaban algún síntoma de haber ingerido alguna sustancia, habían cometido alguna infracción o que se habían visto implicados en un accidente.

De los 1.679 conductores sometidos al test salival para comprobar la presencia en el organismo de drogas, 570 resultaron positivas, es decir el 34% del total. Del total de positivos, a 564 conductores se les ha abierto expediente sancionador por vía administrativa y otros 6 fueron puestos a disposición judicial al presentar signos evidentes de conducir bajo la influencia de las drogas tras haberse visto implicado en un accidente y otro por negarse a someterse a la prueba de drogas.

Artículo completo en:

2.328 conductores han sido detectados al volante habiendo consumido alcohol o drogas en una semana

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.